Cerrando el círculo

Además de conseguir hacer el donativo más grande que una actividad única ha conseguido en La Marató de TV3, queríamos, siguiendo el espíritu de la leyenda de las 1.000 grullas, que  los origamis «volaran» hacia personas afectadas por enfermedades neuro-degenerativas, para desearles salud y bienestar.

Desde la Fundación Mútua General de Catalunya considerábamos importante que las mismas personas que activamente habían hecho los origamis participaran en la entrega, y por este motivo contactamos con algunas de las escuelas, ya que pensamos que era una ocasión excepcional para que los niños puedan comprender mejor estas enfermedades y la importancia del trabajo en valores, como la solidaridad.

Con la colaboración de la red de oficinas de la Mútua y las escuelas ya hemos comenzado la entrega de los senbazurus a algunos de los centros y asociaciones que trabajan con estos enfermos, y la experiencia está siendo muy enriquecedora para a todos.

Disfrutad de las fotos, que iremos actualizando con las próximas entregas, y como siempre, ¡muchas gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *